La Oficina

Marisally Santiago, Directora

Las raíces del ministerio de Marisally Santiago se extienden desde su adolescencia cuando su madre comenzó un grupo de jóvenes en su parroquia en Kissimmee, FL (sí, ¡Disney era su patio de recreo!). Antes de su puesto en Filadelfia, se desempeñó como Directora Asociada en la Oficina para el Ministerio de Jóvenes y Jóvenes Adultos de la Arquidiócesis de Newark, Nueva Jersey, donde dirigió el Alcance a Jóvenes Adultos y Pastoral Juvenil Hispana. Al mismo tiempo, se desempeñó como coordinadora de ministerio juvenil parroquial, junto con su esposo, Edgar. En 2018, Marisally recibió su Maestría en Ministerio Pastoral con especialización en Dirección Espiritual del Seminario de la Inmaculada Concepción en la Universidad de Seton Hall en South Orange, Nueva Jersey.

Marisally actualmente se desempeña como secretaria interina de La Red (Red Católica Nacional de Pastoral Juvenil Hispana) y es miembro de la Federación Nacional de Pastoral Juvenil Católica (NFCYM).

En su tiempo libre, Marisally disfruta pasar tiempo con su esposo de más de 17 años, comida sabrosa, la compañía de amigos y familiares, libros espirituales y música (cuanta más percusión, mejor). Como una verdadera chica isleña de Toa Baja, Puerto Rico, también ama una sólida dosis de arena, sol y agua de mar.

Rickie Jacob, Director Asociado

Las raíces del ministerio de Rickie Jacob se extienden desde que asistió a una Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, España, durante su adolescencia. Durante la adoración en la Jornada Mundial de la Juventud, Rickie experimentó este profundo amor por Dios y por la Iglesia Católica que quería compartir con los demás. Después de esa Jornada Mundial de la Juventud, Rickie se involucró en un movimiento misionero llamado Jesus Youth. Jesus Youth es un Movimiento Católico Internacional aprobado por la Santa Sede.

Antes de su puesto en Filadelfia, Rickie se desempeñó como miembro del Equipo Nacional de Jóvenes para Jesus Youth de América, y también se desempeñó como misionero de tiempo completo en la India durante un año, Rickie también completó una licenciatura en Filosofía en la Universidad de Loyola en Chicago como parte del Seminario de St. Joseph College.

Fuera del ministerio, Rickie disfruta viajar a diferentes estados y países conociendo gente nueva. Rickie también tiene interés en ayudar a las personas a encontrar la sanación. Un dato curioso sobre Rickie es que actualmente está terminando su Maestría en Salud Mental en la Divine Mercy University en Sterling, Virginia.

Estructura: OFFYYA

La Oficina para el Ministerio con Jóvenes Adolescentes (OMY) existe para apoyar a los Ministros y las parroquias en su acompañamiento de jóvenes de post-confirmación a la escuela secundaria. Es una de las tres ramas de la Oficina de Formación en la Fe para Jóvenes y Jóvenes Adultos (OFFYYA). Las tres ramas de OFFYYA son: Oficina de Formación Catequética, Oficina de Ministerio con Jóvenes Adolescentes y Oficina de Ministerio con Jóvenes Adultos. Al ser parte de OFFYYA, estas tres oficinas esperan brindar una mejor continuidad de ministerio y cuidado que ayude a los jóvenes a hacer una transición más fácil de varias etapas en la vida. Aunque el OMY se centrará en los jóvenes adolescentes, estamos entusiasmados de colaborar con OFFYYA en su conjunto para crear una red de ministerio y alcance más dinámico e interconectado.

Misión Compartida de la OFFYYA

¡Enseñando, Acompañando e Inspirando en el nombre de Jesús!

Visión

Por Cristo, con Él y en Él, la Oficina para el Ministerio con Jóvenes Adolescentes (OMY) busca servir y apoyar a quienes ministran con ellos para un ministerio eficaz y el abogamiento de una cultura donde todos los jóvenes adolescentes, de toda diversidad, son bienvenidos y acompañados en su camino de fe hacia el liderazgo corresponsable, el discipulado misionero y el discernimiento vocacional.

Metas de la Nueva Visión

  1. Promover la visión arquidiocesana y el plan pastoral para la abogacía de la juventud.
  2. Acompañar a aquellos que ministran con la juventud con cuidado pastoral, desarrollo profesional y formación espiritual para un ministerio eficaz centrado en Cristo.
  3. Asistir en el acompañamiento de los jóvenes adolescentes a través de experiencias enfocadas que faciliten el encuentro con Cristo, el yo y los demás.
  4. Involucrar y formar a los jóvenes adolescentes para que sean protagonistas y líderes corresponsables comprometidos en el ministerio y el mundo.